Bueno, bueno, bueno, vamos a dedicarle una entrada a Limp Bizkit, ya que en sus mejores tiempos, supieron hacer disfrutar a su público con grandes dosis de buena música, sin embargo, con el tiempo, se fueron desinflando y desde entonces, dejaron de llamar tanto mi atención, aunque mirando atrás, nos acordamos del sin duda Gold Cobra, con el que la formación original volvieron a tocar con la llema de los dedos el metal moderno de los últimos años.

Desde aquel entonces, se despegaron de sus inicios, pasando a sacar disco sin llamarme demasiado la atención, hasta el último, al que han llamado Gold Cobra, con el que nuevamente, han vuelto a poner en el asador todo lo mejor de ellos, con el que poder volver a llamar la atención de los fans más antiguos de la banda, sin olvidar también en las nuevas generaciones.

Aunque, aquel Gold Cobra de sus mejores años, pasando al último, aparte de ser medio bueno, han dejado nuevamente, la caída de la banda una vez más si cabe, sin duda alguna, está banda, necesita bien separarse del todo o sencillamente, reciclarse cosa que suelen hacer la gran mayoría.