Saltar al contenido
iMúsica Rock

Crónica del Saratoga – Sala Sevilla Rock (10-11/2012)

nemesis
4.5/5 - (1160 votos)

nemesis

Espectacular el concierto ofrecido en la noche de ayer por Saratoga en Sevilla. La sala Sevilla Rock, pequeña pero coqueta, acabo siendo un emplazamiento perfecto para un concierto en el que tuvimos el privilegio de poder ver a una de las mejores bandas del país tocando casi entre el público. Y es que la sala estaba llena hasta la bandera, pero eso solo significa que había entre 150 y 200 personas de público. Un concierto «en familia», para bien o para mal. Bien para los que fuimos testigos del conciertazo que se marcaron Saratoga, teniéndoles al alcance de la mano durante todo el concierto. Y mal porque, si te pones a pensar, te da cierta pena que un grupo tan grande no pueda llenar sitios de mayor envergadura, como venía haciendo hasta ahora en otras giras. La crisis se nota, para todos.

La sala Sevilla Rock, como decimos, es bastante pequeña, con un aforo máximo que tal vez no llegue a las 250 personas. De todas formas, no hay que ponerle un solo pero al sitio del concierto. El sonido fue perfecto en todo momento, algo que nos sorprendió gratamente a muchos de los que acudíamos allí por primera vez. Parte del mérito lo tiene la crew de Saratoga, por supuesto, pero también la gente de la sala, ofreciendo un espacio pequeño pero en el que cualquier grupo puede sonar poderoso. Mención aparte para los precios populares de las bebidas en el interior, algo que se agradece en estos tiempos en donde parece que es un crimen beberse una copa.

El concierto empezó poco después de las 22:30 h, con la sala ya a rebosar, aunque uno podía estar respirando tranquilamente entre el público, no había ese agobio de sentirse una sardina enlatada, como pasa en muchas ocasiones.  Al salir el grupo a escena, mientras sonaba la intro y preparaban sus instrumentos, la gente ya estaba deseando escuchar la primera canción. Y esa no fue otra que Juicio Final, con la que vienen abriendo esta gira de presentación de Némesis, siendo además la primera canción de tal disco. Los cuatro miembros del grupo demostraron ya desde el primer tema que iban a por todas, y que el concierto iba a ser espectacular en cuanto a sonido y entrega. El público comenzó desde el minuto uno a corear los temas, y más cuando cayó el segundo corte, Dueño del Aire, un trallazo impresionante del disco VII, en el que debutara Tete Novoa.

Hablando el menudo vocalista de la banda, parece que ya se ha desprendido por completo de todas las comparaciones que en su momento se le achacaban con Leo, algo totalmente lógico, y más cuando lo sustituyó en el grupo. Ambos vocalistas tienen unas gargantas prodigiosas, de eso no hay duda, pero Tete ha sabido llevar las canciones de Saratoga a su terreno, y poco a poco, demostrar que tiene un estilo propio, diferente al de Leo Jiménez. La diferencia se nota más en las canciones nuevas, por supuesto, pero en las de las anteriores formaciones también encontramos ese toque personal, sin que se pierda la esencia de la canción, cosa que agradecimos mucho ayer.

A Morir, Contigo Sin ti, Angel de Barro, A las Puertas del Cielo, Vientos de Guerra y la inigualable Perro Traidor sonaron espectaculares como recuerdo de la banda a su etapa «clásica». Canciones muy coreadas por el público, sobre todo estas tres últimas, auténticos himnos del heavy metal español actual, y que la banda sabe que no puede sacar de su set-list, aunque apueste valientemente por basar el mismo sobre todo en temas de su «nueva» etapa. Y entrecomillo lo de nueva porque ya hace varios años que la formación permanece estable con Andy a la batería, Tony Hernando a la guitarra, Tete Novoa a la voz y, por supuesto, el gran jefe y pegamento del grupo desde su fundación hace 20 años, el gran Niko del Hierro al bajo.

Como decimos, los madrileños apuestan fuerte por las canciones de su nueva etapa, y al ser la gira de presentación de Némesis, estaba claro que iban a caer varios temas de este último disco. Sonaron la ya mencionada Juicio Final, Revolución, Hasta El Día Más Oscuro y La Última Frontera, cuatro canciones solamente, algo normal también teniendo en cuenta el gran repertorio que estos chicos tienen para elegir. Las canciones recibieron una respuesta buena por parte del público, y muchos las cantaban, pero no eran comparables a los grandes clásicos. Todo es darle un poco de tiempo, supongo.

Otros temas de los dos discos anteriores, VII y Secretos y Revelaciones, si que levantaron más al público. Por ejemplo, El Vuelo del Halcón hizo moverse a todo el mundo, al igual que la movida No Sufriré Jamás Por Ti, una de las más coreadas. Sigues Estando En Mi Vida, la magnífica balada ya clásica de esta nueva etapa de la formación, puso el toque más tranquilo a la noche. Pero lo que llamaba la atención es que en todo momento, el grupo sonaba perfecto, contundente cuando tocaba (en la mayoría de momentos del concierto), pero también más sosegados en canciones como esta.

La entrega por parte de Tete y de Niko a la hora de arengar al público es digna también de mención. A estos dos les da igual que haya 100 que 10.000 personas delante, su entusiasmo y sus ganas de divertirse y pasarlo bien tocando son exactamente las mismas, y ayer pudimos comprobarlo en la pequeña sala Sevilla Rock. Sus compañeros también tiran del carro, pero se mantienen en un segundo plano, Andy por motivos más que obvios, y Tony por ser un guitarrista que busca la técnica y la precisión más allá de la pose. El resultado es una banda enérgica, que suena enorme en cualquier recinto, y que se deja la piel en cada actuación.

El concierto terminó, como viene siendo habitual, con el himno Vientos de Guerra, carta de presentación en el 98 del gran Leo Jiménez como nuevo vocalista de la banda por aquellos tiempos, y que sigue siendo ese trepidante temazo aún hoy, 14 años después, poniendo la sala patas arriba y con una gran ovación final para despedir a estos grandes del heavy español. Saratoga siguen en forma, dando lecciones de como sonar potentes en cualquier lugar, y haciendo gala de un oficio y una entrega ejemplares. Esperemos que cuando vuelvan por Sevilla podamos disfrutar de ellos en un sitio más grande y con más gente. Pero solo porque será mejor para la banda, porque nosotros estaríamos encantados de verlos de nuevo tan de cerca.

PD: Pedir disculpas por la ausencia de fotografías. En futuros eventos esperamos ofreceros fotografías de calidad.

Manuel J. Palma

 

Saratoga – 10-11-2012

Sala Sevilla Rock (Sevilla)

Aforo completo: 150-200 personas