Saltar al contenido
iMúsica Rock

Systemia – Reinicio

Systemia - Reinicio
4.5/5 - (1190 votos)

Valencia parece haberse convertido en los últimos años en un auténtico hervideros de bandas relacionadas con el rock duro y el metal, desde Ópera Magna a Dragonfly, pasando por los rockers Uzzhuaia y culminando en propuestas tan interesantes como Systemia, que acaban de lanzar su primer disco al mercado, titulado Reinicio. En este primer largo encontraremos cosas más que interesantes para un debut, empezando por un pulcro sonido, gracias a la producción de Fernando Asensi y Quique Mompó en los estudios Fireworks.

Las fuertes influencias melódicas y progresivas están muy presentes en Systemia, que nació como banda hace ya un tiempo bajo el nombre de GlassMoon, un nombre que no esconde su homenaje a los maestros del progresivo actual, Dream Theater. Después de que GlassMoon se quedara sin cantante, los otros músicos contactaron con José Brosseta, el vocalista de los anteriormente nombrados Ópera Magna, que no dudo en enrolarse en la aventura de este nuevo proyecto.

Reinicio comienza con una inquietante intro narrada con palabras profundas que te dice que “el pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse”. Todo un llamamiento que nos pone en guardia para todo lo que vendrá después.

Systemia 1

Con El Despertar comienza la auténtica tralla, y ya podemos empezar a vislumbrar los detalles que harán de Systemia una banda especial. Con unos riffs bastante buenos y los teclados aportando mucha melodía, la voz de Broseta se impone por encima de todos ellos, haciendo gala de lo que ya nos tiene acostumbrados en sus otros proyectos, un vozarrón espectacular, que encuentra en este grupo nuevos matices más que interesantes. Las estrofas de este tema podrían recordar, sobre todo en su melodía, a los últimos trabajos de los cordobeses Estirpe, otra grandísima banda patria. En su último tramo instrumental, el tema coge más fuerza y muestra el virtuosismo de los integrantes del grupo.

Un poderoso riff de bajo da inicio a Ahora Te Conozco, en donde las influencias de los omnipresentes Dream Theater parecen más evidentes. El trabajo de Miguel Gimenez al bajo es sin duda una de las mejores cosas del tema. El solo de guitarra tampoco está nada mal, aunque tal vez el desarrollo final podría haber dado algo más de sí, ya que posee una estructura muy parecida al tema anterior.

El rotundo título del cuarto tema es Basta De Engañar, siguiendo con la temática previamente presentada en los anteriores temas, en relación a como los poderes siguen manejando al pueblo a su antojo. Vocalmente, este tema muestra líneas más interesantes y novedosas que los anteriores, aunque su estribillo es bastante comercial, tiene gancho, perfecto para el directo. Magnífica la labor a la batería de Carlos García, dotando a la canción de ciertos detalles complicados de captar a primera escucha, pero que lo llenan por completo. Y por supuesto, Jose vuelve a salirse a las voces. Da igual lo que le echen, este tío puede con todo.

Inspirador es el comienzo tranquilo y evocador del siguiente tema, A Espaldas Del Mundo. El feeling de Jose a la voz se suma a una ambientación perfecta creada por los teclados de Nacho Sánchez. La canción sigue desarrollándose por derroteros melódicos con una base bastante marcada, aunque para ser sincero me gusta mucho más la estrofa que el propio estribillo, algo predecible. Un hermoso solo en la parte intermedia se erige como protagonista y sin duda la parte más inspirada de la canción.

Systemia-2

Más oscuro y enigmático comienza La Última Pregunta, con un brutal riff de guitarra que ya deja ver que va a haber mucha tralla a continuación. En este nuevo tema, Jose demuestra todo tipo de registros vocales, desde la voz más rasgada y potente hasta bellos pasajes en falsete, donde es todo delicadeza y feeling. El desarrollo del tema es uno de los más interesantes del disco, dando cabida a una gran variedad de cambios. Por detrás, como un fantasma sibilino, el bajo se mueve invitándonos a centrarnos en él, al menos durante una escucha. El trabajo de Miguel es extraordinario y muchas veces se peca de dejar a los bajistas en un lugar más secundario, pero aquí se gana los elogios con todo merecimiento. El solo de gusto neoclásico de Juan Miguel Roda a la guitarra vuelve a ser una de las mejores partes del tema. Sin embargo, tal vez la reiteración del estribillo le resta potencia y brillantez.

Vigilia supone un precioso interludio como preludio a los dos últimos temas del disco como tal, una hermosa instrumental a base de piano y teclados que desemboca en la intrigante Reinicio, que nos trae a la cabeza a los Dream Theater de A Nigthmare To Remember, salvando las distancias, claro está. Con una base realmente contundente y una melodía bien desarrollada y mejor interpretada por Broseta, ahora sí desembocando en un impresionante estribillo. En temas como este se le saca el mejor jugo a la magnífica producción realizada por Asensi y Mompó, que consigue que todo suene potente y pulcro a la vez, esa combinación tan deseada por todos pero tan complicada de conseguir.

Si obviamos el último tema, que es una versión actualizada de otro antiguo que estos músicos (excepto Broseta) ya hacían con Glassmoon, descubrimos que La Epidemia es el tema más largo del disco, con algo más de seis minutos y medio. Con un principio trepidante y totalmente prog, la voz de Jose irrumpe como nunca la habíamos escuchado hasta ahora, gritando hasta herir su voz, como bien dice posteriormente. Es impresionante lo que es capaz de hacer este chico, en cualquier registro, desatando toda su rabia para estar al momento siguiente cantando con la mayor delicadeza del mundo. El tema da para mucho, y en su interludio instrumental, el lucimiento de Nacho a los teclados es más que evidente, así como el de Juan Miguel, cuyo solo desemboco en un épico nuevo estribillo con el que el tema termina en un fade out, dejándonos con muy buen sabor de boca.

Systemia-3

Y para poner la guinda al disco, el bonus track, Sin Dolor, un tema que Systemia ha querido recuperar de su anterior etapa para grabarlo de nuevo, ahora con Jose a las voces. Un tema algo menos maduro que los anteriores, más líneal, aunque muy bien interpretado. Sin embargo, carece de esa garra que sí que poseen las dos canciones anteriores.

En conclusión, Systemia han sacado un debut bastante esperanzador, que denota muy buenas en un grupo que seguro sabrá seguir evolucionando hacia adelante. La incorporación de Jose Broseta ha dado el resultado esperado, todo un acierto contar con una de las mejores y más versátiles voces de este país. Ahora los chicos de Systemia acaban de comenzar su gira.

Sábado 30 Noviembre – Sala Paberse Matao – Acompañados por Delirion