Saltar al contenido
iMúsica Rock

La influencia de Tolkien en el rock y el metal

J.R.R. Tolkien es uno de los más célebres escritores del siglo XX, gracias sobre todo a la saga de El Señor de los Anillos, una trilogía que le colocó en el centro de la literatura fantástica de acción, y que volvió a tener vigencia con el estreno de la versión cinematográfica, durante los primeros años de este siglo XXI. La obra de Tolkien se convirtió en un auténtico clásico desde el mismo momento de su publicación. La gran carga intelectual, emocional y de acción que llevan los libros convierten a El Señor de los Anillos en una de las sagas fantásticas más profundas de la historia.

Ahora, el estreno de El Hobbit, primera película de otra trilogía, basada también en el relato homónimo de Tolkien, vuelve a poner de moda al autor y su obra. Se vuelve a hablar mucho de Tolkien, y se le coloca como uno de los autores más influyentes dentro del terreno de la literatura fantástica en el último siglo. Su influencia es patente en otras obras muy conocidas, como Las Crónicas de Narnia, saga escrita por su amigo C.S. Lewis, y también en sagas más recientes, como Canción de Hielo y Fuego, que ha sido llevada a la pequeña pantalla como Juego de Tronos, obteniendo un masivo éxito mundial.

Aragorn_TINIMA20120906_0383_18

Pero Tolkien no solo ha influido en la literatura fantástica, sino también en la música, y en muchos sentidos, sobre todo, en la música rock y metal, de la que nos ocupamos en este blog. Son muchísimas las bandas que han tomado nombres, ideas o se han dejado influir por la obra de Tolkien, ya desde mediados de los años 70, cuando los libros comenzaron a tomar la dimensión de obras de culto. Uno de los primeros ejemplos que nos encontramos es el disco Mirage de los míticos Camel, grupo de rock progresivo que sirvió de avanzadilla a todo lo que vino después.

Otras bandas del género tomaron también ideas o influencias tolkenianas para su música. Desde los nombres, como Isildur, Gandalf o Galadriel, hasta las acotaciones de los mismo, como la mítica banda británica Marillion, cuyo nombre procede de Silmarillion, la «Biblia» de la Tierra Media que Tolkien dejó a medios antes de su muerte. A destacar también las inmersiones del grupo Rush, en temas como Rivendel, todo ellos en los años 70.

Otras bandas clásicas, como Led Zeppelin o Deep Purple, también tuvieron cierta influencia tolkeniana en algunas de sus canciones, al igual que Black Sabbath. De hecho, uno de los grupos de la NBWOHM se llamó Aragorn, aunque no llegó a ser demasiado conocido. Durante los 80, algunas bandas tomaban los nombres de los protagonistas de los libros de Tolkien, o tocaban canciones con reminescencias tolkenianas. A finales de esta década en Alemania se crea el power metal o speed metal, un estilo muy rápido, trepidante, con voces muy agudas y en muchos casos, melodías muy épicas. El marco perfecto para que muchas bandas tomaran prestadas las ideas de Tolkien para trasladarlas al pentagrama.

Hablamos de bandas como Running Wild, Helloween, pero sobre todo, Blind Guardian, quienes siempre han mostrado un grandísimo afecto y admiración por la obra del autor inglés, hasta el punto de hacer un disco completo, Nightfall on The Middle-Earth, basado en el Silmarillion, una extensa obra conceptual de 22 canciones que supuso un hito en la época. Desde el principio, la banda siempre ha estado muy unida a Tolkien y a su universo, y lo podemos comprobar en muchas canciones, incluyendo The Bard´s Song.

Blind_Guardian_CD_-_Nightfall_In_Middle_Earth

Otras bandas posteriores recogerían el testigo, de una forma u otra. Desde los celebérrimos Nightwish y su Wishmaster hasta Battlelore, Dimmu Borgir, Amon Amarth, Gorgoroth, Marduk, Tristania o Theatre of Tragedy. Todos ellos poseen canciones que hablan sobre historias de Tolkien, o toman sus nombres de la vastísima obra del autor británico. Dependiendo del estilo, los grupos se orientan más por nombres oscuros, de Mordor, los orcos y demás, o por nombres más cercanos a Gondor y a todo lo que suponía la raza de los Hombres.

Y por supuesto, en nuestro país también tenemos muchísimos ejemplos de este tipo. Desde grupos que han cogido su nombre de la obra de Tolkien, como Rivendel Lords, Dunedain, Arwen, Galadriel o Lándevir, hasta otros grupos que se han basado alguna vez en dichas historias para sus canciones, como puede ser el caso de Azrael o Dark Moor.

Pero sin duda, el mejor ejemplo lo tenemos en Saurom, anteriormente llamados Saurom Lamderth, cuando en el año 2002 lanzaron Sombras del Este, un disco basado en la primera parte de la saga de El Señor de los Anillos, la Comunidad del Anillo. El doble disco contenía 19 canciones en total, recorriendo el camino que hicieron Frodo y sus amigos desde la Comarca hasta la Disolución de la Compañía, y pasando por sus aventuras en el Tornasauce, el Poney Pisador o Rivendel.

El disco contó con sonadas colaboraciones como las de Víctor García, Elisa C. Martín, Silver y Oscar Sancho, y consiguió un gran éxito de crítica y público, pudiendo realizar una extensa gira por toda España y tocando en varios festivales. Los chicos de Saurom Lamderth prometieron en ese momento realizar dos discos más para terminar la trilogía, pero ahora mismo parecen no estar muy implicados en este tipo de temas, dado el cambio de rumbo que ha tenido el grupo en los últimos tiempos.

Lo que está claro es que son muchísimos los grupos que se han visto influenciados por la obra de Tolkien, un escritor de culto que va más allá de los libros (y la pantalla), y que casa como anillo al dedo (nunca mejor dicho) con el epicismo, la velocidad, la melodía y la fiereza de las bandas de rock y metal actuales y pasadas.