Saltar al contenido
iMúsica Rock

MaYan – Antagonise

Imagínate que eres guitarrista y co-fundador de una banda conocidilla. Imagínate además que tras dos discos, el otro co-fundador tiene un idilio con la cantante, y que quedas excluido. Vamos, que te acaban echando del grupo.

Fundas uno nuevo, y al de poco tiempo le cambias el nombre. De estilo parecido al anterior, parece que este nuevo proyecto tiene futuro y consigues grabar hasta cuatro discos, cada cual más próspero.

Mark Janses, polifacético y multi co-fundador
Mark Janses, polifacético y multi co-fundador

Pero eso no te sacia, y quieres algo más. Además de guitarrista, fundador, y cantar alguna estrofa gutural, quieres ser líder, imagen de un nuevo proyecto paralelo más duro, sin voces femeninas predominantes que ponen en duda tu masculinidad. Algo que haga despertar a una de las más conocidas civilizaciones extintas.

Y así, comienzas a reclutar a gente. Y entre ellos, acoges a la cantante de tu primer grupo, que participó en tu expulsión, a la cantante de tu segundo grupo más próspero y a tu actual novia. Vamos, un masoquismo endogámico curioso. Aires frescos, dónde va a parar.

Por último, imagina que, en vez de la lengua cervantina, dominas el holandés, et voilà, ya puedes sentirte como Mark Jansen, líder de MaYan, fundador de Epica, y co-fundador de After Forever. Ahí es nada.

La verdad es que la aparición de MaYan, allá en 2010, fue cuanto menos esperpéntica. Pero sin embargo, cumplió su función perfectamente. Lejos de los sonidos encantadores y la imagen femenina de Epica, su primer trabajo Quarterpast (2012) supuso un cambio de mentalidad; un disco más pesado donde la voz masculina y ruda era prominente.

Además «la familia» holandesa pudo compaginar a la perfección la promoción de Quarterpast y de Requiem For The Indifferent, séptimo trabajo Epica, y la idea de MaYan prosperó.

Este segundo trabajo Antagonise no ha hecho más que cuajar esa idea.

Aunque no son los reyes del death metal, Antagonise es más que aceptable. Eso sí, canciones muy parecidas entre sí, con intervenciones sueltas de famosetes del género, donde la voz de Henning Basse (Hypnoside) resulta soberbia. Y es probable que la voz atractiva del cantante resulte ser los más llamativo del trabajo.

Integrantes de MaYan
Integrantes de MaYan

Baterías y guitarras pesada que pueden llegar a cansar, algún grito a manos de Mark Jansen, y alguna que otra voz angélicas. Pero, sorprendentemente, todos juntos llegan a convencer. Y sorprendentemente también, se parece mucho al disco Inmortalia de los italianos Sound Storm.

No hay mucha diferencia entre los primeros cuatro temas. De Bloodline Forfeit, Burn The Witches (interviene Floor Jansen brevemente), Redemption y Paladins Of Decay (bravo por la soprano Laura Macrì) puede mencionarse el estribillo, ligeramente diferente en cada uno. Pero el grueso de los temas es prácticamente indiferenciable.

Lone Wolf puede meterse en el mismo saco también. Y Devil In Disguise; es que son todas iguales.

Insano es un respiro, un alto en el camino. La sinergia de las voces de Marcela Bovio (Stream Of Passion)  y Laura Macrì (actual pareja de Mark Jansen) ofrecen una balada preciosa, que no guarda mucha relación con el hilo del disco.

Y el disco se anima. Human Sacriface rompe el silencio de manera brutal, y la combinación de baterías frenéticas, voces masculinas relajantes y el toque femenino recuerdan a fantasmas del pasado. Ideal para los amantes de Epica.

Sopranos Laura Macrì y Floor Jansen, voces cantantes de Antagonise
Sopranos Laura Macrì y Floor Jansen, voces cantantes de Antagonise

Enemies of Freedom vuelve de nuevo a rozar la monotonía de las canciones que abren el disco, aunque, al final, la soprano Laura Macrì marca el distintivo.

Llegando al final encontramos la canción más ligera y original, Capital Punishment, donde las guitarras se relajan dando paso a notas envolventes del teclado adoradas por voces líricas femeninas en el estribillo. Sin duda, la canción más completa de Antagonise.

Y por último, Faceless Spies, single e icono de la temática anti-sistema del trabajo. Nada que destacar a excepción del sonido de violín que cierra la canción y endulza el final de Antagonise.

Muchos artistas, mucha calidad junta que, quieras o no, forman un trabajo notable. Puede que un poco aburrido. Eso sí, que nadie se espere ninguna joya. Avisados estáis.

4.5 (89.37%) 619 vote[s]