Saltar al contenido
iMúsica Rock

Amadeüs – Black Jack

amadeusbjsm
4.5/5 - (1199 votos)

Amadeüs es una banda de metal melódico  procedente de Cataluña, que hace tres años sorprendió a propios y extraños con uno de los mejores discos debut que se recuerdan por estos lares. Aquel Caminos del Alma, producido por Alberto Rionda (Avalanch) dejaba a las claras el potencial de un grupo formado en torno a la voz y las composiciones del genial Israel Ramos, alma mater del proyecto, y único superviviente a día de hoy de aquella etapa.

Tras cambiar casi por completo la banda, Amadeüs se embarcaban en el difícil proyecto de dar a luz un segundo disco que cumpliese con todas las expectativas creadas con su debut, que eran muchas. Tanto en la calidad de las canciones como en la producción, Caminos del Alma había sido un disco muy sobresaliente, y no era fácil darle una continuación que estuviese a la altura.

Pero uno escucha Black Jack, el segundo disco de la banda, y solo puede asentir de satisfacción al ver que las expectativas se cumplen, y que pese a tanto cambio en la formación, Amadeüs sigue sonando a Amadeüs, con ese estilo tan propio y melódico que impregna Israel Ramos a cada canción, buscando su propio camino entre el rock y el metal melódico, sin perder de vista a su máxima influencia: Avalanch. Por cierto, que Alberto Rionda vuelve a colaborar en este segundo disco, mezclando y masterizando el trabajo.

amadeusbjsm

Entrando ya en lo que es este segundo trabajo, Black Jack se nos presenta como un disco conceptual, en el que se desarrolla la historia de Duncan Fiorello, un joven italiano que, tras morir en una trifulca, vuelve a la vida con la ayuda de su ángel de la guarda, Paris. A lo largo de las canciones vemos como Duncan y Paris viajan entre este y el otro mundo en busca de respuestas, y de algo más. Lo cierto es que la historia tiene su miga, y es un entretenido nexo de unión entre los temas.

Y yendo con los temas en sí, lo primero que escuchamos es una misteriosa introducción, donde una profunda voz nos introduce en la historia. Una vez estamos ya contextualizados, los primeros acordes de Multiverso nos sacuden con la melódica e inconfundible voz de Israel Ramos. Una canción ultramelódica y con los cambios de ritmo tan característicos de esta banda, llevados por la batería de Alberto Linares. A colación de la batería, parece el único instrumento que chirría dentro de la pulcra y potente mezcla de Black Jack. Su sonido es demasiado artificial, le falta naturalidad y pegada.

El comienzo de Tres Milagros sorprende por su rapidez y rotundidad, demostrando la banda que también pueden sonar muy heavies. Un virtuoso riff nos lleva a la estrofa, cantada por Nacho Ruíz, actualmente en las filas de Santelmo, una de las mejores voces del panorama nacional. Nacho colabora en Black Jack haciendo el papel de Paris, el ángel de la guarda. La labor de Nacho en este y los demás temas que canta en el disco es soberbia, dándole ese toque canalla especial que tiene su personaje, haciendo gala de una versatilidad impresionante. Destaca también en esta canción la contundencia del bajo de Jared Campos.


Al Diablo suena potente y melódica, una combinación complicada que Amadeüs han sabido lograr como marca de la casa. La canción evoluciona hacia un solo trepidante y un interludio realmente matador, para desembocar de nuevo en el pegadizo estribillo. Un tema realmente complejo, pero que suena accesible al oído, con lo difícil que es eso…

La labor de Miquel García a las teclas no pasa desapercibida en ninguna canción, pero hay algunas donde se muestra más protagonista, como pasa en el quinto corte, Cabello de Ángel. Un sonido de sintetizador da la entrada a un tema que se convierte en un medio tiempo acelerado, con una letra realmente emotiva. Una de las canciones que más nos recuerdan a Caminos del Alma, algo más lineal que las anteriores, en el buen sentido.

Juliet nos trae unas estrofas más reposadas, con Israel haciendo gala de toda su gama de tonos. Un tema que podrían haber facturado los Avalanch de Muerte y Vida, hasta que por momentos recuerda incluso en la voz a la de Ramón Lage. Las referencias son constantes, y aunque hagamos esta pequeña y casi obligada referencia, uno debe escuchar a Amadeüs como la gran banda que es, sin entrar en comparaciones. El estribillo de Juliet es de esos que se te quedan a la primera, muy melódico y accesible.

El riff con el que se presenta Vulnerables nos sorprende por ese sabor tan rockero, que desemboca finalmente en un tema igualmente melódico, con cierta melancolía inherente a la voz de Ramos en las estrofas. La misma melodía que se vuelve imparable en el estribillo, con ese regusto hímnico que hace que se te clave en el cerebro. Seguro que es una de las que mejor les va a funcionar en directo. Muy interesante la labor de las guitarras en este tema, incluyendo el delicado solo antes del último estribillo.

banda12

Con Todos Los Santos volvemos a escuchar la magnífica voz de Nacho Ruíz, dando ese toque más canalla, en un tema distinto a los anteriores, con una melodía especial, y con un estilo más desenfadado. El solo de la canción, echando mano del wah-wah, también llama la atención por lo especial que es dentro del estilo de la banda. Un tema que llega justo a tiempo para callar a quienes ya iban a protestar por seguir la misma linealidad en todos los temas.

El Barco de Papel nos trae de vuelta a Israel, que con su melodiosa voz viaja a través de un tema precioso, con estrofas muy sentidas, y un estribillo que vuelve a pegarse como una lapa. La ambientación de los teclados está muy presente, y la labor de Alberto Román y Rubén Lanuza a las guitarras vuelve a ser sobresaliente, como en todo el disco en general. La canción sirve como último empujón de la banda antes de terminar con el epílogo de esta obra.

Y es que el broche de oro para el disco es una última canción instrumental donde un cuarteto de cuerda interpreta diversos pasajes de las canciones que acabamos de escuchar. Un exquisito regalo para finalizar un disco que se hace corto, por duración y por lo entretenido de sus canciones. Si queréis seguir el hilo de las canciones, la banda ha colgado en su página web unas ilustraciones junto a unos breves textos que nos van guiando por la historia que lleva detrás cada tema.

Resumiendo, segundo disco de Amadeüs, que habían puesto el listón muy alto con su disco debut. Ya no sorprenden tanto, pero si uno se desprende de prejuicios y no mira el nivel de distorsión de las guitarras ni hace comparaciones innecesarias, este Black Jack es un disco muy disfrutable que nos muestra a un grupo que madura a pasos agigantados, con mucho que ofrecer. Ya han anunciado que este Black Jack es la primera parte de una historia, que tendrá su continuación en su siguiente disco. Así que habrá que esperar un poco para ver como continúa la historia de Duncan, Paris y Juliet.

Manuel J. Palma

 

Tracklist:

  1. Prólogo Mea Culpa
  2. Multiverso
  3. Tres Mil@gros
  4. Al Diablo
  5. Cabello De Ángel
  6. Juliet
  7. Vulnerables
  8. Por Todos Los Santos
  9. El Barco De Papel
  10. Epílogo

 

Amadeüs son:

Israel Ramos (Voz)

Ruben Lanuza (Guitarra)

Alberto Linares (Batería)

Jared Camps (Bajo)

Alberto Román (Guitarra)

Miquel García (Teclados)

 

http://www.amadeustheband.com/

http://twitter.com/#!/AmadeusMetal

http://www.myspace.com/amadeus_band

https://www.facebook.com/amadeustheband/