16 años después del polémico abandono de Slash de los Guns’N’Roses, la noticia de su reaparición, aunque remota, vuelve a ponerse de relieve en los periódicos y portales de Internet.

¿El motivo? Cuanto menos curioso: Adrian Bayford, afortunado ganador del Euromillones, con una cantidad de 144 millones de euros es un verdadero fan del grupo y de la música en general, de hecho, el nuevo millonario posee una tienda de discos en su ciudad, Suffolk.

Su sueño es precisamente volver a ver a los “gunners” juntos sobre un escenario y ha declarado estar dispuesto a utilizar parte de su recién adquirido dinero en ello. Difícil lo tiene este mecenas británico si recordamos como acabaron su relación Axl Rose y Slash. ¿Tal vez el dinero puede solucionarlo? Sinceramente, ni siquiera la introducción de Guns’N’Roses en el salón de la fama del rock pudo juntarlos, complicado que el deseo de un vendedor de música lo haga.

No debemos perder la esperanza en que llegue el día en el que Rose rompa con su terquedad y dedique la sorpresa a los millones de seguidores de la ya mítica banda californiana.