Tanto se ha dicho sobre la nueva alineación de Mägo de Oz, el inminente cambio en el sonido, el cambio incluso en la forma de interactuar con su público por parte del nuevo frontman, pero tras 2 años de haber ingresado a la agrupación, Zeta ha logrado consolidar un vínculo con muchos de los seguidores de Mägo de Oz, algunos nuevos, otros no tanto. Pero lo que sí, es que Mägo de Oz vuelve a la escena con un disco cuya temática es un circo, el cual lleva por título ILUSSIA. Disco que ha causado gran revuelto entre los seguidores y ex seguidores de Mägo. Comencemos con el viaje por este material.

Mägo de Oz

Pensatorium, cuya introducción dividida en tres fases comienza únicamente con flauta y guitarra acústica, dando paso a unas guitarras con más fuerza que, junto a los teclados y la batería, van dando pauta de lo que musicalmente nos vamos a encontrar en este tema. Para finalmente arrancar con esa parte gótica que les caracterizaba en los GAIA, trayendo a la mente a La Voz Dormida. Encontramos a un Zeta un tanto más cómodo con los acordes de este tema, pero con falta de fuerza aún, sonando quizá un tanto tenue y llegando a los tintes del pop. Sin embargo, existe un gran apoyo vocal dado por la colaboración de la soprano Pilar Jurado. Voz que implementa ese estilo gótico que la melodía tiene como intención.

El inicio de Melodian es bastante pegadizo, con uns guitarras marcadas y que son antesala a la voz de Zeta. La letra habla de amor a la música y tal vez, ha quienes han escuchado a Mágo, haga recordar aquel “Hasta que el cuerpo aguante”. Tiene su propio toque, no tan cañero como el tema antes mencionado, pero se puede destacar un sonido uniforme, cómodo y fluido. El solo de Carlitos es de vital importnacia para darle sabor a este tema. Además, el juego que existe entre el violín de Moha y la voz de Zeta es algo bastante destacable. Ya que las armonías hacen un duo muy adecuado para retornar a la parte del estribillo.

Abracadabra, las palabras mágicas para la invocación de seres mágicos. Este es el título del tercer corte, en el cual nos ofrecen el sonido que identifica a Mágo de Oz, un sonido folk con la intervención de “Moha” y bastante enriquecido con las guitarras de Frank y el solo que aporta Carlitos para darle un toque más heavy. El cual nos habla un poco de dejar de lado la mala cara y los problemas, sacar ese niño que llevamos dentro y dejarnos al mundo de la fantasía para ser más felices. El dueto que hacen Zeta y Patricia es bastante rico, ya que es como un decir y responder antes de pasar al estribillo. Cabe destacar el acordeón que es ejecutado por Javi Diez.

El segundo single que escogieron para mostrar fue Vuela Alto, tema que muestra ese buen folk con el que Mägo ha logrado enamorar a tantas personas, y por que muchas otras han dejado a esta banda a falta de ello. Es un tema que a los seguidores nuevos puede gustar por la esencia plasmada en él, pero para los seguidores viejos puede dar un nuevo respiro y un toque quizá de reconquista. En cierto momento puede recordar a La Costa del Silencio, dejando claro que están de regreso y con más estabilidad grupal.

Pasamos al lado de las baladas para calmar un poco el ánimo. Se escucha a un Zeta muy cómodo con la melodía. Un tema en el que no exige de más a su voz y nos entrega un tema suave y triste. Si Supieras tiene también unas guitarras muy suaves, que junto con las orquestaciones y el bajo, envuelven al escucha en esa tristeza y soledad que tiene como intención este tema.

Pasen y Beban, tema con el cual Txus hace una fuerte crítica a la política y los representantes de esta. En el caso de España es muy apegado a lo que se esta viviendo, sin embargo cada uno lo podemos aplicar a la localidad en la que vivimos. Con más caña, este tema rockero hace gala de lo que se vive hoy en día en cualquier parte del mundo. El solo de guitarra vuelve a tener protagonismo en este corte. El discurso de Txus es un poco de lo que realmente tienen en la mente la gente de traje y con un color representativo, una cruel realidad que está a la orden del día. En definitiva es una canción que puede llegar a sorprender, ya que Mägo de Oz no se ha caracterizado por hacer críticas hacia la política.

Porque nos han demostrado que Mägo tiene una nueva etapa, pasamos al lado del Hard Rock con Salvaje. La voz de Patricia es un gran apoyo para que podamos conocer más a fondo el potencial que tiene Zeta vocalmente. Y si hablamos sobre los músicos, se puede notar una comodidad entre ellos mismos, una armonía entre cada elemento y en conjunto con las voces.

Un tema particular de este disco es La Viuda de O’Brian, ya que comienza con una introducción muy pegadiza por el juego de armonías entre el whistle, la batería, la guitarra y el acordeón. Pero lo más interesante que puede tener es que volvemos a escuchar a Txus cantando. Si bien podría recordarnos algún tema de Bürdel King, ya sea por la voz o por la historia de una bella tabernera llamada Mery. Una letra bastante canalla, particular del sentido del humor que tiene el batería.

Suena un whistle y arrancamos con el violín para entrar con un Zeta que se escucha más cómodo y acoplado a esta agrupación. Cadaveria es el tema que escogieron como primer single, y acompañado de su videoclip, causó una gran cantidad de comentarios tanto buenos como malos. Pero lo que sí, es que en este tema podemos escuchar un Mägo de Oz más consolidado y con un nuevo rumbo. Este tema nos recuerda quizá a lo que ha sido Astaroth o  Satanael, ya con la voz de Zeta.

No podía faltar en este disco una participación a la voz principal de Patricia Tapia. La encontramos en este tema llamado Constelación Alpha DCI. Es una balada rock, en la que podemos disfrutar del potencial vocal que esta mujer tiene. En este tema puedo destacar la esencia marcada que le brinda Fernando Mainer con un bajo muy suave y rico, que dicta el rumbo del tema.

De La Piel Del Diablo, otro tema de corte hardrockero. Nuevamente escuchamos a un Zeta cómodo. En ciertos momento del tema puede tener parecido con No Pares de Oír Ron And Roll, pero en esta ocasión escuchamos más homologados los elementos, tanto a la voz como a los instrumentos. De nueva cuenta, el solo de guitarra de Carlitos aporta un sabor rico a este tema.

Illusia es un tema muy completo. La guitarra y el violín acompañan muy bien la voz tenue de Zeta para arrancar con el ritmo que tendrá el estribillo. Es un sonido muy de Mágo de Oz. Durante casi 8 minutos, este tema es capaz de hacernos repasar la historia y la esencia primordial de Mägo de Oz. Para aquellos escépticos, quizá sea de los pocos temas o el único que pueda gustar de este disco. Es una canción que se puede decir es 100% Mägo de Oz. Digna de darle nombre al disco.

Moriré Siendo De Ti, al ser el último corte de esta entrega debía ser emotivo. Una balada que es triste por la temática de la letra. En lo personal me hizo recordar aquel mítico Requiem. La voz tan suave y con mucho sentimiento que ha dado Zeta para este tema, lo hacen aún más entrañable. A medio tema escuchamos a Patricia, que con su voz dulce, da también un toque muy sentimental a esta balada. El piano es un factor muy importante, porque hace un juego de armonías con las voces para transmitir esa nostalgia que trae la letra. Un digno tema para cerrar este disco.

 

Finalmente, tras hacer un recorrido por los 13 cortes que conforman Ilussia, se puede concluir que es un trabajo con un mejor sonido. En el cual nos dejan ver que la agrupación está más consolidada, que Zeta está más acoplado ya a la banda y al ritmo de trabajo que esto representa. Es un nuevo camino, una nueva etapa, un nuevo Mägo de Oz. Es de reconocer que han dejado todo en este disco con un solo objetivo, seguir refrendando lo que siempre han sido, una gran agrupación que ha dado tanto a tantas generaciones desde hace 25 años. Si los seguidores más aferrados a que Mägo había muerto, querían escuchar de nuevo a un Mägo de Oz con la misma pasión y el mismo sentimiento, es hora de que escuchen este material. Segura estoy de que a quién se haya enamorado de Mägo de Oz hace más de una década, muy probablemente lo vuelvan a reconquistar y se enamoren de este nuevo trabajo.

Este es un nuevo Mägo de Oz, una nueva alineación, una nueva voz, nuevos sonidos para el concepto de esta banda, pero que han logrado demostrar que pueden regresar a los escenarios con esa pasión que les caracterizaba en su época de Finisterra y Gaia II.