Recientemente publicábamos la novedad del hallazgo de esta banda en este artículo, pues bien, ahora vamos a ir un poco más allá con la reseña del álbum “Obsidian Desert“.

Una muy grata sorpresa es la que me llevé al escuchar el álbum debut de esta banda proveniente de Nimega, Holanda. Debo admitir que se ganaron mi interés a partir de la primera oída de “Jealousy with a halo“, su single adelanto.

Las melodías vocales, los riffs, atmósferas y el funcionamiento de la banda como una formación sólida en donde cada instrumento tiene su espacio para ser interpretado (el trabajo del baterista Rico Noijen es soberbio) genera canciones con gancho y energía que se convierte en una marca registrada para la banda. La fórmula se aplica a todo el álbum y es más que efectiva.

La línea musical es diversa con una mezcla de rock progresivo y heavy metal interaccionando de manera muy agradable para los oídos.
Obsidian Desert” abre la placa con la canción homónima, introducción de teclados nos preparan para lo que viene y crean una atmósfera con cierto misterio y pompa, luego el trabajo del bajo, batería, teclados y guitarras acompañan la voz hipnótica de Daan Dekker. La banda abre con una canción potente y marcan el camino de lo que ofrecen. El segundo track, “Jealousy with a halo” es otro punto alto del álbum, con la banda derrochando gancho con riffs potentes y pegadizos. A continuación, “Wounded healer” es una canción en donde exploran su lado progresivo con una gran labor de Remco van der Veen en los teclados. “Meltdown“, una bella canción de medio tiempo con feeling que emociona. “My own kind” retoma lo comenzado en el primer track y uno vuelve a mover el pie y la cabeza al compás de la canción. Le sigue “Morning star“, una de mis favoritas del álbum en donde el solo de guitarra de Wounter van der veen más la base adictiva del bajo de Boris Suvee y posterior intervención de Remco van der veen en los teclados hacen que esta canción sea una “delicia sónica” y uno se queda con ganas de repetir el track. “In your mind” es quizás la canción más oscura del álbum con la voz de Daan Dekker imprimiendo esa atmósfera. “Pyramids of charlatans” conjuga velocidad y gancho de toda la banda en su esplendor, otro punto alto que incluye un “high scream” de Daan Dekker, sublime. “Aftermath of moral hazard” es una pieza instrumental en donde predominan los teclados de Wounter van der veen, con un clima calmo y apacible. El último track, “Wasted” es el más largo de la placa y quizás el más progresivo por sus cambios de tiempo.

La gacetilla de prensa los describe así: “La música está escrita por Wounter y Remco van der Veen.. Las canciones de Armed Cloud se caracterizan por riffs que te dan en la cara, melodías pegadizas, sentimientos profundos, teclados atmosféricos, bateria melódica y voces enérgicas” y la verdad es que luego de escuchar el álbum, uno está completamente de acuerdo con lo detallado.

Cabe destacar que el arte del álbum estuvo a cargo de Sandor Kwiatkowski y está muy bien logrado.

Artwork © Sandor Kwiatkowski

Lista de canciones:

01. Obsidian Desert
02. Jealousy With a Halo
03. Wounded Healer
04. Meltdown
05. My Own Kind
06. Morning Star
07. In Your Mind
08. Pyramid of Charlatans
09. Aftermath of Moral Hazard
10. Wasted


Calificación: 90 / 100

Armed Cloud es:

 Daan Dekker – Voces
Wouter van der Veen – Guitarras/Coros
Boris Suvee – Bajo
Remco van der Veen – Teclados/Coros
Rico Noijen – Bateria

A tener en cuenta: Obsidian Desert se lanza al mercado a través del sello discográfico MaXxive Records el próximo 9 de mayo de 2015.

Más información en:

Sitio oficial de Armed Cloud

Página oficial en facebook

Página oficial de MaXxive Records